Aprobación presidencial: Buenos números, pero van a la baja

|
image
FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

Conforme a nuestra Encuesta de Encuestas sobre la aprobación presidencial de Andrés Manuel López Obrador tiene buenos números, pero en comparación con los que tenía al principio de su gobierno, ha descendido 25 puntos e incluso es menor a la de Ernesto Zedillo en las mismas fechas.  

Al comienzo del mandato de AMLO, se notó que la gente estaba muy entusiasmada con el nuevo gobierno. En febrero de 2019, tres meses después de tomar el cargo, tenía una aprobación de 89%, dejando a la desaprobación con 10%.

Si vemos a la lejanía de cinco años, la aprobación de AMLO sigue siendo alta en comparación de casi todos sus antecesores desde Carlos Salinas de Gortari; sin embargo, no es el que ha tenido la mejor calificación en el periodo referido, sino Ernesto Zedillo, quien entrando a su último año de gobierno en el mes de febrero de 2000, mostraba una aprobación de 65%, un punto arriba de AMLO; es poco, pero está arriba.

Aprobación presidencial de acuerdo a la Encuesta de Encuestas de Polls.mx: 64% aprueba el trabajo de AMLO, 35% desaprueba.
Crédito: Polls.mx – Aprobación Presidencial AMLO.

Si bien el descenso no ha sido demasiado pronunciado, sí ha sido constante. Tomando en cuenta que apenas hace dos años, AMLO tenía una aprobación de 72%.

Ahora, ¿el descenso es normal? No para todos, pero sí para Vicente Fox, Enrique Peña Nieto y el propio AMLO, que en sus primeros meses o año de mandato bajaron notablemente la aprobación. Incluso al final del de Peña Nieto, que tuvo un desplome de 56% al inicio de su gobierno y terminó con un lamentable 19%.

El caso de Fox y AMLO tiene algo en común: el descenso de los primeros dos años y tiene que ver con el desencanto de la gente que, con toda seguridad, también votó por ellos, al ver que las promesas de campaña no despegaron.

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

  • Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.
  • Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.
  • Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.
  • Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación