Avanza la paridad en la política mexicana, 40.6% de los mandatarios estatales serán mujeres

|
image
FOTOS: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO.COM

El principio de paridad fue incorporado en la Constitución Mexicana en el 2014, donde se estableció el deber de los partidos políticos a postular de manera igualitaria sus candidaturas para los Congresos Federales y Locales. Esto provocó que en 2019, dicho principio se expandiera al resto de los cargos políticos consiguiendo mayor presencia en otros niveles de gobierno como las gubernaturas; e incluso, nos permitió ver el triunfo de una mujer para el cargo presidencial por primera vez.

Las pasadas elecciones dieron paso al triunfo de cuatro mujeres en cargos gubernamentales (CDMX, Guanajuato, Morelos y Veracruz), que, sumándose a las nueve previas, darán como resultado 13 estados gobernados por una mujer, una vez que estas tomen posesión del cargo. Lo que representará 40.6% de la República. El avance ha sido significativo, pues apenas en 2021, la proporción era de 21.8% (mujeres) vs 78.2% (hombres). En tres años, hubo un aumento de 18.8% en la representación femenina a nivel estatal.

En tres años, crece 20% el número de gobernadoras en México.
Crédito: Polls.mx – Paridad de Género en la pólitica tras elecciones de 2024

Los estados que se sumarán a otros en tener su primera mujer gobernadora son: Guanajuato, Morelos y Veracruz, con Libia Dennise García (PAN), Margarita González (Morena) y Rocío Nahle (Morena) respectivamente.

Asimismo, al día de hoy, las mujeres abarcan 50.2% de la Cámara de Diputados (LXV Legislatura) y 50.7% en el Senado (2018-2024). Cien años después de que Griselda Álvarez Ponce, la primera gobernadora de México, abriera la oportunidad para que las mujeres se tomarán parte en las decisiones de nuestro país, por fin se puede hablar de paridad, con una representación equitativa en los tres poderes de la nación.

Crédito: INE

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

  • Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.
  • Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.
  • Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.
  • Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación