Cierre del Metrobús

|
image

En semanas recientes se anunció el cierre de diferentes estaciones de las líneas 1 y 2 del Metrobús para dar mantenimiento a este sistema de transporte que actualmente cuenta con 7 líneas y conecta diferentes sistemas de transporte en la Ciudad de México y algunas áreas de la Zona Metropolitana. Los cierres de las estaciones comenzaron a finales de agosto y se extenderán hasta diciembre. Preguntamos a las personas qué opinan de estos cierres y qué aspectos de este sistema creen que podrían mejorar. 

Antes de presentar los resultados de nuestro estudio, un poco de contexto sobre la importancia del Metrobús para la población de la CDMX y el área metropolitana. La línea uno de este sistema de transporte se posiciona como la más utilizada, con un estimado de 500 mil usuarios por día, mientras que la Línea 2 supera los 220 mil usuarios diarios. Entre las dos líneas suman cerca de 720 mil usuarios diarios, aproximadamente 15% de los usuarios diarios de todo el Sistema de Transporte Colectivo Metro, que diariamente mueve a 4.6 millones de personas.

Al parecer, quienes se verán más afectados por los cierres y cambios en el servicio serán quienes usan este medio de transporte para ir al trabajo: 76% de nuestros encuestados señalaron que para esto usan el Metrobús principalmente. Ahora, ¿qué podía mejorar en el Metrobús? Sin duda, los usuarios son los más adecuados para responder esta pregunta. 6 de cada 10 consideran que es necesario aumentar la frecuencia de los autobuses. 8% cree que se necesitan autobuses menos saturados; 5% opina que se deben de ampliar horarios: 3% mencionó que se requiere mayor vigilancia para que se respeten los lugares designados (personas con discapacidad, mujeres y adultos mayores); 6% señaló otras mejoras como líneas o estaciones adicionales, mayor limpieza en las estaciones, entre otras.

¿Cómo estuvo la conversación en redes sociales sobre el anuncio de estos cierres? Encontramos que el día en que empezó el cierre de estaciones, 28 de agosto, el tema tuvo pocas menciones (152) y alcanzó su pico el 31 de agosto, tres días después (513). Esto puede deberse a que las personas no se enteraron con anticipación de estas medidas y con el paso de los días, conforme notaron que las rutas de la línea 1 se alteraban para llevar a cabo las obras de mejora, la conversación al respecto creció. En total, la primera semana de esta medida encontramos que 1.7k personas hablaron del tema, se registraron 2.5k menciones, 24.7k interacciones y el alcance estimado de la conversación fue 4.7 millones de personas.

¿Cómo se cubrió en noticieros y qué opinaros los usuarios de esta decisión de cerrar estaciones del Metrobús para su rehabilitación? En las noticias la mayoría de las menciones fueron neutras (70%), es decir, informativas. En contraste, las opiniones de los usuarios fueron mayormente negativas (66%).

Teniendo en cuenta el contexto que presentamos antes, es evidente que el transporte público es un asunto muy personal para sus cientos de miles de usuarios. Del buen funcionamiento del Metrobús dependen las actividades cotidianas de quienes lo usan para trasladarse diariamente. Por esta razón, no es extraño que haya muchas más opiniones negativas sobre una medida como el cierre de estaciones que definitivamente afecta los tiempos de recorrido de las personas.

Como hemos comentado en ocasiones anteriores, este análisis nos confirma algo que parece obvio, pero que quienes toman decisiones públicas parecen no considerar siempre: una decisión tan sensible, que tiene implicaciones directas para la vida cotidiana de las personas que habitan la Ciudad de México, debe considerar las opiniones de quienes se ven directamente afectados.

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

  • Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.
  • Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.
  • Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.
  • Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación