DÍA INTERNACIONAL LIBRE DE BOLSAS DE PLÁSTICO 2024

|
image

Desde hace varias décadas, los plásticos de un solo uso se han convertido en una parte integral de nuestra vida diaria por su conveniencia y bajo costo. Estos productos que se usan una sola vez y se desechan incluyen bolsas de plástico, empaques y envases de comida, entre otros. Sin embargo, a pesar de sus aparentes ventajas, los efectos negativos para el medio ambiente de disponer incorrectamente de estos productos son cada vez más evidentes. Por esta razón, el 3 de julio se conmemora el Día Internacional libre de bolsas de plástico, como recordatorio de que debemos de actuar ahora para detener la degradación de nuestros ecosistemas por el uso induscriminado de estos materiales.

¿De qué tamaño es la industria del plástico? Anualmente se producen aproximadamente 430 millones de toneladas de plásticos al año en el mundo. Lo más grave es que cerca de 13 millones de toneladas terminan en los oceanos, contaminando ríos y suelos, afectando negativamente a la vida silvestre y los ecosistemas. Un ejemplo del mal uso de los plásticos es el que vimos durante el pasado proceso electoral: se estima que sólo en la CDMX se generaron 30 mil toneladas de plástico de un solo uso

La contaminación ambiental es uno de los problemas más graves asociados con los plásticos de un solo uso. La mayoría de estos plásticos no son biodegradables y pueden tardar cientos de años en descomponerse. Un vaso de plástico puede tardar hasta mil años en desintegrarse; un popote entre 500 y 800 años; las bolsas de plástico y los platos hasta 500 años. Estos datos son alarmantes, pues significa que si estos materiales no se reciclan y se dejan en el ambiente pasarán siglos contaminando el planeta.

Tal vez el producto más visible entre todos los plásticos de un solo uso sean las bolsas que usamos para prácticamente todo. Se estima que al año se generan mundialmente 5 billones de bolsas de plástico; 70 de cada 100 bolsas acaban en el medio ambiente, principalmente en los océanos. En nuestro país una familia consume, en promedio, 16 bolsas rectangulares transparentes para acarreo de frutas y verduras, además de 14 bolsas tipo camiseta para llevar las compras. Desafortunadamente, menos de 5% de las bolsas de plástico se reciclan en México.

Para atender este problema, las autoridades han impuesto diferentes regulaciones para modificar la composición de estos plásticos. Desde hace algunos años, el gobierno mexicano exige que las bolsas de plástico que se producen contengan al menos 50% de material reciclado post consumo

y demostrar que son 100% reciclables o biodegradables. En el ámbito local, desde 2020 las entidades han empezado a implementar restricciones para eliminar el uso de bolsas plásticas. A la fecha, estas prohibiciones están vigentes en 16 estados.

El impacto del uso de plásticos es notable: en México se generan 120 mil 128 toneladas de residuos sólidos, de los cuales 12% corresponde a plásticos. Por estas razones, la industria también se ha sumado a iniciativas para mitigar los efectos negativos de su uso y bridar soluciones más sostenibles. Al cierre de 2023 se cuenta con 80 organizaciones que forman parte del Acuerdo Nacional para la Nueva Economía de Plástico. Considerando que el plástico se usa en la mayoría de los sectores de consumo, es evidente que se trata de una industria de gran importancia para la economía; sólo en México aporta 3% al PIB manufacturero. Además, la industria emplea aproximadamente a 9 milones de mexicanos y contribuye a 89% de exportaciones del país.

Como vemos, el principal problema no es necesariamente la existencia de plásticos y las soluciones están más relacionadas con las decisiones que podemos tomar como consumidores y desde la industria, además de las regulaciones que pueden establecer las autoridades. Es necesario que se invierta en el desarrollo de materiales alternativos que sean biodegradables o compostables, además de implementar políticas para reducir la cantidad de plásticos que se utilizan en productos y envases. También es indispensable fomentar políticas que incentiven el reciclaje y el uso de materiales sostenibles. Como individuos, todos podemos contribuir a la solución adoptando hábitos que minimicen el uso de plásticos de un solo uso y reciclando correctamente los plásticos que utilizamos, para reducir la cantidad de desechos que terminan en el medio ambiente. Cada pequeña acción que tomemos cuenta.

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

  • Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.
  • Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.
  • Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.
  • Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación