image

Día mundial contra la trata de personas

|
image

La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció en 2013 el Día Mundial contra la Trata de Personas. Como todos los días mundiales, el objetivo de estas conmemoraciones es crear conciencia sobre temas en los que, probablemente, no reparamos de forma cotidiana y que, sin embargo, afectan a millones de personas todos los días en todas las partes del mundo.

En este caso, ¿quiénes son las principales víctimas de trata? Casi la mitad de las víctimas son mujeres adultas, 19% son niñas, 20% son hombres adultos y 15% niños. México se encuentra en el top cinco de países con más víctimas de trata junto a Colombia, el Congo, Myanmar y Nigeria.

Las tres zonas del país donde se concentra este delito son el norte (Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, Sonora, Sinaloa y Tamaulipas), donde las entidades están marcadas por una dinámica de crimen organizado y migración intensiva. En el sur del país (Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo y Veracruz) el enorme flujo turístico tiene como resultado adverso la explotación sexual y los trabajos forzados. Las entidades del centro de México (Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla y Tlaxcala) principalmente son lugares de enganche, tránsito y destino de víctimas de trata. Sólo en la Ciudad de México, más de 80 mil niñas, niños y adolescentes son víctimas de trabajos forzados o pornografía infantil.

Entre los factores que aprovechan los traficantes de personas para atrapar a sus víctimas, el que encabeza la lista es la necesidad económica o situación de pobreza: la mitad de las personas identifican estas situaciones como el principal factor de riesgo. El segundo factor más nombrado es provenir de una familia disfuncional (20%), seguido de ser la pareja sentimental del traficante (13%). Ser inmigrante o tener algún trastorno mental presentan el mismo porcentaje de respuesta: 10%.

Tengamos en cuenta que las personas pueden presentar más de un factor de riesgo que las hacen proclives a convertirse en víctimas de trata. El contexto mundial actual de crisis económica puede colocar a más personas en situación de vulnerabilidad en la mira de los tratantes y traficantes. Pero ¿qué medios usan los tratantes de personas para captar víctimas?

Identificamos cuatro recursos principales: a) ofertas de empleo falsas mediante agencias, avisos por internet o en periódicos; b) seducción: personas que se dedican a enganchar a sus víctimas ofreciéndoles una mejor calidad de vida; c) internet: chats, redes sociales y foros permiten a los delincuentes usar identidades falsas para contactar víctimas, ganar su confianza y engañarlas; d) padrinazgo: niñas, niños o adolescentes son puestos en manos de conocidos o familiares que prometen cuidarlos en otro lugar, pero muchos terminan en situaciones de explotación.

Según los datos, 90% de las víctimas de trata nunca son rescatadas y se calcula que en el mundo hay 24.9 millones de víctimas de trata. Estas cifras tan impactantes deberían de ayudarnos a dimensionar la importancia de prevenir este delito. Sin duda, la mejor forma de combatir este fenómeno, que cada tres minutos afecta a una persona en el mundo, es conocer las causas e identificar los factores de riesgo.

Más importante resulta que levantemos la voz cuando identifiquemos que alguna persona puede estar siendo víctima de este delito. El tema de la conmemoración mundial de este año es el uso de la tecnología como herramienta facilitadora y, al mismo tiempo, preventiva de la trata de personas. El uso intensivo de medios de comunicación electrónicos ha facilitado la labor de los traficantes de personas. No obstante, la tecnología también brinda múltiples oportunidades para identificar, prevenir y sancionar esta grave violación a los derechos humanos de las personas.

Como mencionamos antes, el contexto actual puede colocar a las personas en situaciones desesperadas y los tratantes aprovechan estas oportunidades para ofrecer salidas fáciles, que prometen mejorar la vida de las víctimas, pero que terminan en situaciones de explotación con diversos fines. Mantengamos este tema en la discusión pública, para prevenir que personas cuyos derechos ya son vulnerados se conviertan en víctimas de este delito.

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos duro para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.

Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.

Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.

Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación