image

Día Nacional de la Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos

|
image

Cada año, el 26 de septiembre en México se conmemora este día nacional para crear conciencia y reflexionar sobre el valor e importancia de la donación. De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, en 2019 había más de 22 mil personas esperando un trasplante y cabe señalar que un solo donador puede salvar hasta cinco vidas. Desafortunadamente, las cifras de pacientes en espera de un donante aumentan año con año y menos de la cuarta parte de las personas consigue un trasplante.

Teniendo en cuenta que el tema de la donación de órganos no es nuevo en México, pero que todavía se registran largas listas de espera para trasplantes, quisimos saber qué tan informadas están las personas sobre este asunto, las razones por las que donarían o no sus órganos y cuál es la probabilidad de que decidan convertirse en donadores.

Empezamos por una pregunta primordial: ¿sabe qué es donación de órganos y tejidos? Casi tres de cada cuatro personas respondieron que sí saben qué es la donación. También les preguntamos si están al tanto de qué órganos y tejidos pueden donarse; 62% de los encuestados aseguraron estar informados sobre los órganos y tejidos que pueden donar.

Hasta aquí, parece que las personas cuentan con información básica sobre el tema; sin embargo, también nos interesa conocer cuántas personas están registradas como donadoras de órganos y tejidos, así como las razones por las que se registraron como tal. Casi 10% de los encuestados señalaron que sí están registrados como donadores, un porcentaje bastante bajo, considerando la amplia demanda de trasplantes en el país.

El principal motivo por el que las personas se registraron para donar sus órganos y tejidos es para ayudar a alguien que lo necesite (45%), seguido de para salvar una vida (43%), para que sigan siendo útiles mis órganos (21%), porque es una buena causa (20%) y, en menor proporción, están quienes lo harían para poder donar a un familiar (5%).

Sin embargo, del porcentaje de personas que aseguraron estar registradas como donadores, apenas la mitad cuentan con su tarjeta de donador. Esto implica que, probablemente, la proporción de personas que, efectivamente, son potenciales donadores de órganos no rebase 5% de los encuestados.

En cuanto a las personas que declararon no estar registradas como donadores, les preguntamos por la probabilidad de que se registren. Más de la mitad señalaron que no donarían sus órganos y apenas la cuarta parte respondieron que es muy probable que se registren como donadores. Entre las razones por las que las personas se rehúsan a donar sus órganos y tejidos destaca la falta de interés (24%) o falta de información (19%). También hay una proporción importante (la cuarta parte de las personas), que declararon tener miedo de donar sus órganos. Un porcentaje menor señaló que no se registraría como donante porque sus órganos no están en condiciones adecuadas.

Como nos muestran estos datos, todavía es necesario hacer un esfuerzo intensivo para que las personas cuenten con más información al respecto, empezando por campañas de difusión, debido a que más de la mitad de los encuestados reportaron que no han escuchado sobre campañas de donación recientemente. Estas campañas de comunicación, sin duda, deben de brindar información puntual y veraz sobre las implicaciones de la donación de órganos y tejidos, pues, como muestra nuestra encuesta, algunas personas en México todavía se resisten a registrarse como donantes por desconfianza y desconocimiento sobre los procedimientos.

Por estas razones, es fundamental que la población esté informada y conozca a detalle en qué consiste el proceso de donación de órganos, pues según nuestra encuesta, 93% de las personas ni siquiera saben cómo convertirse en donadores. Es indispensable que la población cuente con estos datos, para ampliar la base de donadores y reducir los tiempos de espera de quienes necesitan un trasplante.

También es necesario que las personas que sí cuentan con esta información, que sí están registradas como donantes, compartan las razones por las que tomaron esta decisión y contribuyan a difundir esta buena causa entre sus conocidos y personas cercanas. Cambiar la cultura de la donación de órganos y tejidos en México es una tarea a la que todos podemos contribuir desde todos los ámbitos.

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos duro para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.

Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.

Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.

Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación