En promedio, ministros de la SCJN cuentan con 29.5 años de experiencia antes de llegar al cargo

|
image
FOTO: SCJN/CUARTOSCURO.COM

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sugirió que la experiencia no sería necesaria para ocupar un cargo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con el fin de “darle oportunidad” a los recién egresados. La sugerencia del mandatario, causó indignación entre los miembros del Poder Judicial quienes cuentan, en promedio, con una experiencia de 29 años y medio entre su egreso de la facultad hasta su designación como ministro. Con un rango mínimo de 20 y un máximo de 36 años.

¿Cuántos años les tomó a los ministros actuales ocupar un cargo en la SCJ?

De acuerdo con la Ministra Presidenta, Norma Piña, la sugerencia del presidente es irresponsable y pone en riesgo el sistema judicial. Piña, cuenta con una carrera de 31 años que la avalan antes de ser designada en 2015 por Enrique Peña Nieto. Antes de ella, cuatro magistrados actuales, fueron propuestos por Felipe Calderón, entre ellos Luis María Aguilar, quien cuenta con 36 años ejerciendo algún cargo dentro o fuera de la Institución.

Aunque Andrés Manuel ahora propone esto, sus mismos designados, cuentan con una larga trayectoria en la materia. Desde que Yasmín Esquivel comenzó a ejercer hasta la ocupación de su cargo en 2019, pasaron 34 años. Para Loretta Ortiz fue similar, con 35 años intermedios. Mientras que, Ana Margarita Río espero 24 y Lenia Batres 29.

¿Decisiones irresponsables?

Para el senador, Julien Rementeria, la sugerencia del Presidente es irresponsable, pues los asuntos del Poder Judicial deben tomarse con cautela y experiencia. Por otro lado, la senadora Laura Ballesteros, sugiere que la propuesta “no contiene soluciones a las problemáticas de justicia de la población”.

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

  • Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.
  • Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.
  • Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.
  • Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación