Gobernadores electos de Guanajuato desde 1949

|
image
FOTO: CUARTOSCURO.COM

Guanajuato es uno de los pocos estados de la República que la oposición nunca ha perdido desde 1995. Desde 1949 hasta 1995, fue gobernado por el PRI. A partir de las elecciones de 1995, cuando el PAN ganó por primera vez con Vicente Fox como candidato, el PAN no ha perdido unas elecciones en el estado, convirtiéndolo en uno de sus bastiones hasta el día de hoy.

Durante el periodo que el partido tricolor gobernó, fueron siete los mandatarios que tomaron el cargo: José Aguilar y Maya (1949), Jesús Rodríguez Gaona (1955), Juan José Torres Landa (1961), Manuel M. Madero (1967), Luis Humberto Ducoing (1973), Enrique Velasco (1979) y Rafael Corrales (1985). En 1991, el PRI había sido declarado ganador con Ramón Aguirre Velázquez como candidato. Sin embargo, este decidió no acudir a la toma de protesta, renunciando al cargo, tras acusaciones y especulaciones de prácticas viciadas a favor del PRI. Dichos resultados fueron anulados y Carlos Medina Plascenci tomó el cargo de gobernador interino.

¿Cuántos gobernadores ha tenido Guanajuato?
Gobernadores electos en Guanajuato

Fue en 1995, que Vicente Fox le arrebató el estado al PRI, de manera oficial. Esta era la segunda ocasión en que el panista contendía, luego de 1991. A partir de entonces, la fuerza del PAN se afianzo en Guanajuato y los gobernadores que le siguieron al ex presidente (que también le arrebató la presidencia al PRI por primera vez en 2000), fueron: Juan Carlos Romero Hicks (2000), Juan Manuel Oliva (2006), Miguel Márquez (2012) y Diego Sinhue (2018).

En 2024, Guanajuato volverá a elegir gobernador en las elecciones estatales, donde el PAN buscará una vez más, ganar el estado.

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

  • Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.
  • Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.
  • Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.
  • Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación