La amistad: Diferencias culturales entre hombres y mujeres

|
image

A veces parece que sólo nos detenemos a pensar en los vínculos de amistad en días como el 14 de febrero, pero la realidad es que estas relaciones están presentes cada momento de nuestra vida y son fundamentales, pues nos brindan apoyo emocional y un sentido de pertenencia esenciales para nuestro bienestar; además de que ayudan a mejorar problemas de salud como la depresión o ansiedad, mejoran la confianza y autoestima.

Sin embargo, todas las personas experimentamos la amistad de forma distinta y en esta ocasión quisimos saber cómo viven las mexicanas y los mexicanos la amistad, cuáles son las diferencias entre hombres y mujeres al establecer estos vínculos afectivos tan importantes.

cuatro puntos para una conexión de amistad: diversión, compartir valores, intereses similares, confianza

Empezamos con la descripción de un fenómeno interesante en el que seguro pocas personas han pensado: así como existe el amor a primera vista, también existe el equivalente para la amistad: la química de la amistad. Los cuatro puntos más importantes para una conexión son el sentido del humor, divertirse juntos; tener intereses, experiencias y actividades similares; compartir valores; sentir confianza. Como cualquier relación interpersonal, establecer un vínculo amistoso toma tiempo, entre 5 y 6 meses.

¿Qué sentimos las personas cuando tenemos a un amigo? Cuatro de cada 10 hombres y la mitad de las mujeres dijeron sentir felicidad. Una proporción similar de mujeres y 38% de los hombres dijeron sentirse apoyados. La tercera parte de los encuestados señaló que tener amigos les hace sentir agradecidos. 43% de las mujeres y 37% de los hombres dijeron sentirse queridos.

Como observamos, los sentimientos que experimentamos hombres y mujeres no son muy distintos cuando hablamos de amistad, pero la concepción que las personas tienen sobre de qué se trata la amistad varían entre géneros. En el caso de los hombres, la amistad se trata de trabajo, deporte o de compartir algún pasatiempo; para las mujeres es un espejo y complemento de su vida.

Las mujeres se reúnen a hablar, ser escuchadas, comprendidas y apoyadas; acostumbran el contacto y las muestras de afecto físico. El fin de una amistad resulta doloroso para ellas. En contraste, los hombres no demuestran vulnerabilidad o emociones, salvo en situaciones extraordinarias, pues las necesidades de intimidad emocional y apoyo suelen cubrirlas con sus relaciones de pareja. Aunque los hombres no están en contacto permanente como las mujeres, cuando sus amigos los necesitan están ahí incondicionalmente y mantienen sus redes de amigos por largo tiempo.

Las variaciones en las relaciones amistosas no sólo se relacionan con el género, también son un tema generacional. Encontramos que los millennials y no los más jóvenes (Generación Z) son quienes comparten con sus amistades más sobre su vida sentimental, preocupaciones económicas, salud mental y problemas de pareja: 8 de cada 10 dijeron que estos temas los conversan con sus amigos, mientras que los jóvenes comparten mucho sobre su vida sentimental, pero menos sobre el resto de los temas. Esto puede relacionarse con que los millennials han crecido con las redes sociales, por lo que están acostumbrados a ser más abiertos y compartir con otros quiénes son y qué sienten.

En el caso de los más adultos, los integrantes de la llamada Generación X comparten con sus amigos casi en la misma proporción que los más jóvenes de la Generación Z, pero el tema sobre el que más hablan con sus amigos son sus problemas de pareja. Quienes menos comparten con sus amigos son los baby boomers, aunque el tema del que más hablan con sus amistades son los problemas de pareja. La falta de apertura sobre sus problemas personales aún con sus amistades puede deberse a que culturalmente “descargarse” no es apropiado y no quieren volverse una carga para sus amigos.

En un mundo cada vez más conectado, pero a la vez más individualista, es importante valorar y cultivar nuestras amistades. La amistad nos brinda la oportunidad de compartir experiencias, emociones y preocupaciones. Además, las amistades fomentan el crecimiento personal: nos desafían, nos inspiran y nos motivan a alcanzar nuestras metas. Compartir momentos alegres y divertidos con amigos también añade alegría y felicidad a nuestras vidas. Por todo lo que las amistades nos aportan, es importante reflexionar sobre estos vínculos y nutrirlos todos los días.

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

  • Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.
  • Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.
  • Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.
  • Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación