Las edades de los presidentes de México

|
image
FOTO: DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO.COM

De los 88 mandatos de Gobernantes/Presidentes de México desde 1824, el rango de edad de 50-54 años es el que mayor número de mandatarios ha visto con 20 (22.7%). El candidato/a que gane las elecciones del 2 de junio, ¿en qué rango aparecería? 

El artículo 82 de la Constitución mexicana señala que uno de los requisitos para ser Presidente de México es “tener 35 años cumplidos al tiempo de la elección”. Sin embargo, antes de emitirse esa disposición, cinco han tenido menos de esa edad, siendo Miguel Miramón el más joven en la historia del país al tomar posesión el 2 de febrero de 1859 cuando tenía 27 años y 126 días. Los otros cuatro fueron el propio Miramón en su segundo mandato de agosto de 1860 al 24 de diciembre del mismo año; Roque González Garza, de 29 años y 299 días en su mandato del 16 de enero de 1915; el emperador Maximiliano, que tenía 31 años y 279 días al instalarse en el país; y Eulalio Gutiérrez, con 33 años y 277 días cuando tomó posesión por un par de meses entre 1914 y 1915.

Crédito: Polls.mx – Edades de los presidentes de México

La nueva generación

Es claro que el grueso de los mandatarios se encuentra entre los 40-54 años (53- 60.2%), pero si llegara a ganar ya sea Claudia Sheinbaum o Xóchitl Gálvez, entraría en el segundo estrato de mayor edad. En los niveles de José Mariano Salas (61 años y 255 días) y Adolfo Ruiz Cortines (62 años y 336 días), de quien en sus tiempos de mandato, por la década de 1950, se hacían bromas respecto a su edad, para que se alcance a apreciar cómo cambian los tiempos. Incluso, adelantito de Ruiz Cortines está el actual presidente Andrés Manuel López Obrador, el quinto mandatario de mayor edad (65 años y 18 días) y que, dicho sea de paso, será el que tenga mayor edad al momento de dejar el cargo con 70 años y días.

En cambio, de ganar Jorge Álvarez Máynez, entraría en el primer rango de edad legal con 39 años, del que han surgido 10 gobernantes.

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

  • Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.
  • Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.
  • Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.
  • Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación