PAN vs MORENA ¿Con qué números llegaron a su segundo sexenio?

|
image

Las elecciones federales del 2006 en México representaron la segunda victoria del PAN en una elección presidencial. Felipe Calderón fue el candidato ganador frente a AMLO en lo que se recuerdan como las elecciones más cerradas con una diferencia de 0.56 puntos porcentuales entre primero y segundo lugar. En contraste, en las elecciones de 2024, Claudia Sheinbaum obtuvo una diferencia de 32.3%, frente al segundo lugar, la mayor desde 1994.

Al arranque de su segundo sexenio como el partido oficial, Acción Nacional contaba con nueve gubernaturas (28.1%): Baja California, Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, Morelos, Tlaxcala, San Luis Potosí, Querétaro y Yucatán. En el Congreso, por primera vez se había hecho de la mayoría con 206 curules (41.2%) y 52 senadores (40.6%). Aquel año, el partido blanquiazul optó por no ir en alianza, confiando en su fuerza política.

Crédito: Polls MX

Le tomó 61 años al PAN desde su fundación (1939) remover al PRI del poder y ganar por primera vez unas elecciones presidenciales (2000); mientras que, Morena lo consiguió a los siete años de su fundación (2011). En 2018, Andrés Manuel llegó como el primer presidente respaldado por el partido que él mismo fundó. Seis años más tarde, el partido guinda se mantiene en el poder con mucha más fuerza de la que presentaba el PAN en su momento.

MORENA comenzará su segundo sexenio con 23 gubernaturas (71.8%) bajo su mandato, 14 más que el PAN. Además consiguió nuevamente mayoría con 248 diputaciones (49.6%) y 60 senadores (46.8%), superando al PAN pese a que en su momento, este también contó con la mayoría en el Congreso de la Unión.

Crédito: Polls MX

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

  • Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.
  • Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.
  • Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.
  • Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación