image

Vapeo en México

|
image

Recientemente, el uso de vapeadores o cigarros electrónicos en México estuvo en la discusión pública, por la prohibición del gobierno federal para la venta y circulación de estos productos. Para sumar a este debate, en UPAX quisimos conocer los hábitos de consumo de las personas y la percepción que tienen sobre ellos. 

En primer lugar, preguntamos a las personas si fuman cigarrillos convencionales. Sólo 15% de los encuestados respondieron que sí fuman; 56% de quienes lo hacen, fuman todos los días y cerca de 30% fuman los fines de semana. En cuanto a los cigarros electrónicos, sólo 4% de los encuestados usan estos productos. Al parecer, esta preferencia está muy relacionada con un tema generacional: más de la mitad de los baby boomers no saben siquiera que estos cigarros electrónicos existen. La amplia mayoría de los usuarios son millennials o centennials.

También quisimos saber si las personas tienen alguna idea de por qué quienes usan vapeadores los prefieren por encima de los cigarrillos convencionales. 36% de los encuestados señalaron que las personas usan cigarros electrónicos para dejar de fumar cigarro convencional; 33% considera que es por moda; 18% porque es menos dañino que el cigarro convencional; 11% señala que es por ansiedad; 8% por adicción; 7% porque es barato; 5% porque se pueden usar en cualquier espacio.

Otro aspecto que nos interesaba conocer es la percepción de las personas sobre la seguridad del uso de estos productos. 27% de los encuestados cree los cigarros electrónicos son poco dañinos; 49% cree que son muy dañinos. Esto contrasta notablemente con la percepción que se tiene de los cigarros convencionales: sólo 5% cree que son poco dañinos, frente a 76% que los considera muy dañinos.

Esta percepción de que los cigarrillos convencionales son muy dañinos, comparados con los cigarrillos electrónicos, también implica que las personas identifican ventajas de vapear: 9% cree que los vapeadores son menos dañinos que el cigarro convencional; 9% consideran que es barato o más barato que el cigarrillo convencional; 9% identifica como una ventaja que su olor es agradable o no deja olores desagradables; 7% cree que estos productos ayudan a reducir la adicción al cigarro convencional; 6% considera que contaminan menos; 5% cree que la principal ventaja es que no dañan la salud.

Debido a que los cigarros electrónicos son más populares entre la población más joven, como mencionamos al principio, preguntamos a las personas qué tan seguros creen que son los vapeadores para adolescentes y jóvenes. 94% de los encuestados considera que estos productos sí son dañinos, principalmente porque, según los encuestados, causan daño a los pulmones (36%), por los químicos que contienen (30%), porque causan adicción (25%), porque causan daño a la salud en general (23%) y el vapor que generan no es bueno (11%).

Si bien, el uso de cigarros electrónicos estuvo en la discusión pública por la decisión gubernamental de prohibir su comercialización, sin duda, vale la pena seguir hablando del tema e informarnos más al respecto, para tomar las mejores decisiones en un tema tan relevante como las implicaciones de esta medida y de los efectos para la salud del uso de vapeadores. 

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos duro para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.

Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.

Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.

Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación