image

Violencia en México – Parte 2

|
image

Hace un par de meses, presentamos nuestra encuesta sobre la percepción que las mexicanas y mexicanos tienen sobre la violencia que se vive en el país. En esa ocasión, la mayoría de nuestros encuestados aseguraron que los niveles de violencia en México han aumentado. En esta nueva medición, la percepción de que México es un país muy violento o violento se mantiene: 9 de cada 10 personas perciben de esta forma la situación del país. 

Empezamos preguntando a las personas qué consideran que es violencia. Como en nuestra medición anterior, confirmamos que la idea de violencia puede significar cosas distintas para las personas. Sin embargo; también confirmamos que 9 de cada 10 entrevistados relacionaron este concepto con la violencia física (que puede incluir golpes, maltrato, para cualquier género; agresión hacia cualquier género; violencia sexual como acoso, abuso, violación); la mitad lo asociaron con violencia psicológica (violencia verbal como insultos, malas palabras, etc.; violencia psicológica o emocional); casi 10% lo asocian con faltas de respeto; 5% con discriminación (para cualquier género o por preferencia sexual); 3% con desigualdad.

Pero, ¿cuáles son los tipos de violencia que más afectan al país? Casi la mitad de las personas entrevistadas respondieron la violencia física, seguida de la violencia intrafamiliar (25%), la violencia de género (16%), violencia psicológica (15%), violencia sexual (10%), violencia verbal (5%), violencia social (4%) y violencia económica (4%). 

También preguntamos a las personas por las razones que, desde su perspectiva, explican esta situación de violencia en México. Casi 40% de los encuestados creen que hacen falta más policías; uno de cada tres entrevistados piensan que la impunidad (no hay o no se cumplen los castigos) es la razón por la que hay violencia en México; la quinta parte opinan que la violencia se debe a la falta de mejores policías (más capacitados o menos corruptos). Menos de 10% de las personas atribuyen la violencia en el país a la falta de mejoras en la educación, la falta de denuncia o la necesidad de mejora en la economía.

Como en nuestra medición anterior, la mayoría de las personas consideran que las medidas punitivas son las más importantes para revertir la situación de violencia en México y la menor proporción considera que medidas más estructurales, como mejoras en la educación o economía, podrían contribuir a reducir la violencia en México. 

Considerando que la mayoría de las noticias que recibimos diariamente están relacionadas con la inseguridad y violencia que se vive en el país, preguntamos a las personas por sus reacciones cuando reciben estas noticias en los diferentes medios de comunicación. La mitad de las personas reportaron que prefieren seguir escuchando la noticias; casi la cuarta parte de los encuestados prefiere cambiar de canal; 18% prefieren apagar el dispositivo donde escuchan la noticia; apenas 6%prefieren escuchar música en lugar de enterarse de noticias sobre violencia. 

Esta encuesta nos hace reflexionar sobre varios puntos, pero el más relevante es la necesidad de seguir pensando sobre las causas de la violencia en México y la importancia de no normalizar esta situación. Destaca que las personas, a pesar que este tema no es agradable, prefieren mantenerse informadas al respecto. Esto es, sin duda, el primer paso para buscar un cambio: identificar el problema, no evadirlo y plantearnos soluciones colectivas para atender un asunto tan apremiante como es la violencia que nos afecta a todas y todos cotidianamente. 

Por qué confiar en nosotros

Trabajamos duro para tener predicciones certeras e informativas. Para esto:

Utilizamos métodos estadísticos reconocidos, con herramientas profesionales y un flujo de trabajo reproducible.

Representamos honestamente la incertidumbre asociada a nuestras predicciones o resúmenes.

Tenemos supuestos razonables y claramente establecidos que pueden ser cuestionados, y nos esforzamos por validar y criticar nuestros resultados para que reflejen lo más fielmente posible el fenómeno que nos interesa analizar.

Estamos libres de sesgos políticos o motivacionales.

Adicionalmente, proveemos a los interesados resúmenes de nuestras metodologías en las siguientes ligas, con referencias académicas que fundamentan nuestros procesos de modelación